ANOK YAI: Modelo fetiche de la moda en 2018 – La modelo Anok Yai, con menos de veinte imágenes publicadas en su cuenta de Instagram,  acumula más de 145.000 seguidores. Yai fue novedad en la Semana de la Moda de Milán al abrir el desfile de Prada tras 20 años sin que lo hiciera ninguna modelo negra. La primera fue Naomi Campbell en 1997, y desde ese momento hasta 2008 solo Jourdan Dunn volvió a pisar la pasarela de Prada, mientras Malaika Firth en el otoño de 2013 y Cindy Bruna en la primavera de 2014.

Se dieron a conocer en sendas campañas resaltando entre un casting principalmente caucásico, rompiendo así una barrera étnica superada terminantemente por Miuccia en las últimas temporadas. También por el abultado de diseñadores italianos, sin ir más lejos, Halima Aden, la modelo musulmana que desfila siempre con hiyab pertence a los rostros favoritos de Max Mara.

Aunque el foco de la diversidad y el enfrentamiento de la inclusión apunten en este momento a cuestiones que tengan que ver más con la talla o el género, el inconveniente racial se ve que todavía es una asignatura pendiente. Anok, de padres sudaneses, nacida en Egipto y domiciliada en los USA desde los dos años, fue descubierta casualmente tras ser captada por un fotógrafo de estilo callejero mientras asistía a un festival de música en Washington.

Poco después era fichada por la agencia Next y en la actualidad, además de musa de Prada, es imagen del catálogo con el que Riccardo Tisci ilustra su última colaboración con Nike. Esta digna sucesora de Alek Wek no está sola. Otra de las modelos de la temporada 2018 es Adut Akech, domiciliada en Adelaida tras salir de Sudán del Sur con su madre y ser acogida políticamente por el país australiano. Embajadora de Zara es una de las principales de la campaña fotografiada por Steven Meisel para Inditex. Ha pisado los desfiles de Fendi, Versace, Marni, Missoni, Ferragamo o Jil Sander además de Prada, tras su fructífero paso por Nueva York y Londres.

NOS CUENTAN + AQUÍ