CASTING FOTOS: EL VESTUARIO DE UNA ESCORT ¿CASUAL O ELEGANTE? Los nuevos estilos llegan a todas partes. Aún recuerdo cuando para ser comercial la corbata era imprescindible, según las empresas, y mucho tardaron en entender (algunas no lo han conseguido aún) que no se puede vender nada si el vendedor, de entrada, viste de forma poco común. Fue y es mi opinión. Con respecto a las escort, surge el debate de si deben vestir casuales o elegantes. Para mi está claro, pues depende del momento, pero yo creo que huyendo de los extremos, es decir, ni vulgar ni pretendiendo parecer la reina de Inglaterra.

Ya dije en otro artículo que para una escort, el book de fotos es importante. Y ahí enlazo con la idea de cómo vestirse para un casting de fotos. Estos consejos y apreciaciones, vagas como siempre, en mi estilo sugerente pero poco comprometido, como Emmanuelle, vale para todas, y hasta todos…

Les he consultado sobre la cuestión a Omnia Escorts para ver si debo o no reafirmarme en mis convicciones. Y os cuento a continuación todo lo que he aprendido.

CASTING FOTOS: Desde medias de malla hasta látex y cuero.

Esa es la ropa que una escort puede usar en los encuentros más íntimos. Pero esa es  también la ropa de fantasía que cualquier mujer puede ponerse para darle un alegrón a su pareja. Todos y todas tenemos una deuda muy real con la profesión más antigua del mundo, con respecto a vestirse sexy. Una chica enfundada en una merry widow y unas medias de malla, cambiará su vestimenta por algo más discreto cuando se trate de ir a una exposición con su acompañante.

La ropa que usamos, o la que nos gustaría llevar, las escort nos pueden enseñar, mucho…

La moda está influenciada por las mujeres más sexys. No es al revés. Aunque hay un mar de convencionalismo adormecedor, en una parte supuestamente progresista de la sociedad, que dá pánico y náuseas. Lo de las mujeres con pelos en las piernas no será nunca una causa que abrace, ya me conocéis. Prefiero un mundo donde todas y todos seamos más femeninos, que otro en donde todas y todos seamos más masculinos. Estéticamente me agrada más lo femenino que lo typical macho.

La moda no produce una amplia gama de ideas sobre la sexualidad femenina. Los estereotipos abundan. Un vestido de cachemira y seda o un vestido con telas a rayas y un delantal de colegiala. Medias de red, botas rizadas, pantalones calientes, chubbies de piel, arneses. ¡Todo cabe dependiendo del momento! Diseñadores de alto nivel resucitan estos estereotipos. Se trata de un código visual desde la década de 1970. A veces hasta cutre y arcaico.

CASTING FOTOS: BASÁNDONOS EN EL ARTE POP

A los artistas pop les gusta enfocarse en la mirada como una afirmación de poder. Y hay una delgada línea entre poseer tu sexualidad y comerciar con ella. En los últimos días una “stripper-ho” retirada ha sido acusada de glamourizar la prostitución. Y ella no se disculpa. Tampoco Nicki Minaj, que lo mismo aparece con pantalones bombachos, y botas hasta la rodilla como con una estola de armiño. Su imagen es de las antípodas de la de aquella Julia Roberts en Pretty Woman.

Valoro el reconocimiento de cómo en el mundo de la moda, el cine, y el artisteo se entretejen verdades no son más que ironías de lo cotidiano. 😉 Nos atrae lo prohibido, coqueteamos con ello. Y tenemos que aprender a dialogar mejor con nuestros prejuicios.

CÓMO HA DE VESTIR UNA ESCORT EN UNA CITA

A no ser que el cliente le indique de qué manera lo mejor es que no vaya muy maquillada. STOP a los labios rojos. El perfume sutil. De tacones infinitos nada de nada. No se trata de ir llamando la atención. Una escort no tiene que llamar la atención por algo que no sea por su elegancia, belleza, actitud, pulcritud y discreción. Dijo Coco Chanel “Viste vulgar y solo verán el vestido, viste elegante y verán a la mujer.” “Menos es más.”. Una camisa blanca es elegante, sobria y combina con todo, incluso con unos jeans.

CASTING FOTOS – ¿Y DE ACCESORIOS?

Accesorios que no sean excesivos sino discretos. La elegancia viene de la mano con la naturalidad. Lo más importante es la discreción, el vestir bien, y no preguntar demasiado. No caer en el estereotipo de mujer hipermaquillada, capaz de tener todas las conversaciones sin pestañear… Se pueden aprender muchas cosas de Valérie Tasso en ‘700 euros, diario de una call girl’. Las alfombras del hotel Westin-Palace amortiguan los golpes de sus tacones. Para añadir glamour y sensualidad hablan francés.

Tasso en su libro Diario de una ninfómana activa el boom de las series sobre escort. Llegaron las “‘Sin tetas no hay paraíso’ y otras. Dice Tasso alto, y claro: “las feministas equiparan la prostitución con la violencia de género, y eso nos da la sensación a muchas mujeres, que nos están intentando restar la libertad individual por la que ellas dicen haber estado luchando”. Thalía pasa desapercibida, aunque mantiene el misterio y cuida su vestimenta al milímetro. Nunca lleva ‘jeans. A no ser que el cliente lo pida.