Antoni Tapies decía hace unos pocos meses “Es muy importante compensar el dolor con el amor. Y ese equilibrio te hace ver la vida con optimismo”. Entonces ya veía acercarse el momento de su muerte. Tapies ha sido quizás el artista catalán más internacional desde que se situó en el espíritu artístico más vanguardista tras el desierto del franquismo. Ayer 6 de Junio murió en su domicilio de Barcelona  conmocionando la noticia al mundo artístico, ya que la familia había mantenido con mucha discreción su enfermedad.  El artista, que contaba 88 años de edad nos deja un magnífico legado.