COMO IR VESTIDA A UN CASINO – Dicen las expertas que pululan por Instagram que hay looks especiales para ir al casino. Tendremos que hacerles caso pues por algo tendrán el titulo de expertas. Según ellas hay modelos especiales para ser la reina de la noche en un sitio como Las Vegas. Parece ser que en los casinos también hay mucho de protocolo y de etiqueta. No en vano, si hay normas en los juegos de poker y en todos los demás ¿por que no habría de haberlas en cuanto a la forma de vestir?

Uno de esos looks atractivos e idóneos es de clara inspiración oriental: un kimono de Roberto Cavalli, zapatos de Miu Miu, clutch de Alexander Mc queen ¡y algo de Channel! Otro sería un vestido entallado con un bolso midi o de cadena al hombro. Más informales para casinos pequeños un pantalón pitillo negro, sandalia de tacón, blazer de hombreras y un top de seda. Los hombres una chaqueta azul marino, pantalón color beige, camisa y corbata colorista.

COMO IR VESTIDA A UN CASINO

En Chloe

Apuestan por prendas clásicas, de esas entre formal e informal. Los vestidos negros, también, que son más distinguidos aún con el encaje. Una chaqueta de lentejuelas sobre un pantalón negro o sobre un vaquero resulta seguro. La típica chaqueta negra también incrementa la distinción de algún vestido, o pantalón. Otra prenda clásica sería una falda negra que, con una blusa o top vistoso, resultará precisa para el casino. También un vestido en un color vivo o en metalizado, con complementos en negro.
Nos podemos inspirar en los locos años veinte y buscar un toque de encanto para jugar a la ruleta. Lo primero que debemos saber es si el casino en cuestión tiene alguna etiqueta, y de haberla en qué radica. Hay casinos que piden que asistamos de un método particular; de americana y zapatos para los hombres y traje de coctel para las mujeres. Otros lo dejan a la elección personal. Una vez sepamos el tipo de etiqueta y si esta nos da independencia, ellas pueden optar por ir vestidas como lo harían a una comida un poquito mas formal.

COMO IR VESTIDA A UN CASINO

Una sugerencia acerca de el maquillaje

De noche; ojos ahumados en los tonos que mas favorezcan y un óptimo tono de piel, y el peinado “recogido, o semirrecogido con volumen”. Podríamos fijarnos en el vestuario de Ginger McKenna, Sharon Stone en Casino. Un vestuario así no se olvida. Irradia encanto, energía, y era el centro de miradas, incluída la de su personaje principal Robert de Niro. Un look favorecedor, sensual y glamuroso para esa noche particular.

En negro. Vestido de Halston, y para noches frescas. Zapatos de salvatore ferragamo, christian louboutin, brian atwood o jimmy choo. Complementos: lanvin, erickson beamont, john hardy y emilio pucci. Brazalete de erickson beamont, anillo de lanvin, y chalequito tibetano de fendi. Lujo y fantasía. Debido al cine poseemos un concepto increíblemente glamourosoa de la ruleta, de una partida de póquer o un Black Jack. El dress code para ingresar en un casino hasta finales del siglo XIX era vestir de etiqueta, medida más que eficiente para limitar el ingreso solo a los más acomodados.

COMO IR VESTIDA A UN CASINO
Hay que vestir para lo que deseas conseguir
Si deseas tener una noche triunfadora en el casino lo primero es comenzar por el look especial. Deja de lado el estilo casual. Es una ocasión espectacular para arreglarte más. Puedes escoger vestidos, contrastes de prendas femeninas y masculinas, algunas faldas y blusas con personalidad, entre más trendy y cool sean tus prendas mejor. Encanto y distinción, sin exagerar, debe ser algo natural.  Un vestido extenso que tenga una estratégica apertura para dejar ver las piernas.

Por pura lógica, el coste y la calidad de la ropa utilizada por la nobleza y aristocracia europea de los siglos pasados hacían inviable el ingreso a ellas para las clases bajas. Lo que en un inicio fue práctica acabó constituyéndose en norma, principalmente mientras las fronteras de las sociedades estamentales se diluían y aumentaba la jerarquía del dinero como primordial diferenciador. Cuesta imaginar una medida más eficiente que la etiqueta para limitar el ingreso a los casinos de finales del siglo XIX.

En los casinos, prendas como los pantalones cortos, las camisetas o los zapatos informales son un tabú. Por ejemplo, en el popular Casino de Paris, la chaqueta y la corbata son indispensables. Además, algunos juegos son más sensibles a una correcta indumentaria que otros. El baccarat o el blackjack están entre los más distinguidos. Hay 4 categorías en general de etiqueta. El casino normalmente marcará una de ellas. La etiqueta formal se basa en ropa correcta para un acontecimiento de prominente nivel, comúnmente chaqueta seria y corbata.

Cabe preguntarse si la predominación del cine, una vez más, hará cambiar los hábitos de la multitud. Magníficos éxitos de taquilla como Casino Royale o la saga de Ocean’s Eleven han recuperado una imagen nueva del vestir dentro de un casino. Mientras la verdad avanza por estos cauces, los casinos en línea democratizan el sector. ¿qué nos impide jugar desde nuestro salón y vestidos con algo superhortera? El vestir de manera correcta según la ocasión comunica confort, plenitud, y estar a la moda.

La corbata y la chaqueta por el momento no son demandas indispensables. Es aconsejable cuando se asiste en horarios nocturnos o cuando el casino muestra un acontecimiento particular. No todos los casinos tienen un código de indumentaria, pero sí dejan claro que los players como el plantel que deseen entrar al casino, tienen que llevar por lo menos ropa de tipo casual-elegante. La utilización de lentes oscuras, mochilas, cascos y otros enseres están prohibidos.

COMO IR VESTIDA A UN CASINO

Vestuario informal

Aunque varias personas piensen que vestir informal es vestir mal, se equivocan. Hay una extensa selección de configuraciones para hombres y mujeres para quedar realmente bien, sin caer en lo formal. Para los caballeros, desde un pantalón de vestir mezclado con una camisa manga extendida o unos jeans con camisa y chaqueta. Las chicas disfrutan de opciones infinitas en el momento de combinar; faldas con blusa, pantalón con blusa y chaqueta, etc.